El método inlingua

Hablar para comunicarse

¿No le gustan las largas y aburridas clases de gramática? No hay problema: en inlingua, ponemos el énfasis en aprender a hablar y en los ejemplos activos, en el marco de clases animadas y divertidas.

“El método inlingua”

“Se aprende a hablar….hablando”

El método inlingua está basado en décadas de experiencia en la enseñanza de idiomas y se desarrolla continuamente para adaptarse a las necesidades de un mundo en constante transformación.

La manera más efectiva de aprender un idioma es escuchar y hablar con interlocutores nativos. El énfasis se pone en la comunicación oral directa y se prescinde a propósito de toda memorización mecánica de vocablos y reglas gramaticales.

Las clases se imparten desde el primer día íntegramente en la lengua que se está aprendiendo. El diálogo, discusiones y juegos que simulan situaciones reales, así como gestos y mímica y el uso selectivo de herramientas multimedia, fomentan la adquisición de conocimientos “listos para usar”.

Los ejercicios ayudan a profundizar en lo aprendido y a aplicarlo correctamente. Los test que se realizan periódicamente detectan posibles lagunas y malentendidos y ofrecen la posibilidad de corregir los errores a tiempo.

Características:

  •       Profesores nativos
  •       Diálogo activo desde la primera clase
  •       Formación exclusivamente en la lengua que se está aprendiendo, sin traducciones
  •       Ejemplos y ejercicios activos en lugar de reglas y memorizaciones
  •       El método es flexible, para que el profesor pueda adaptar este enfoque a las necesidades individuales de cada estudiante
  •       Uso de multimedia
  •       Realización de tests periódicos
  •       Programa de autoaprendizaje para profundizar

El método inlingua es una invitación constante a utilizar de inmediato el idioma que se está aprendiendo, empleándolo de forma natural, sin pensar en tu lengua materna.

Hacemos que el idioma que estás aprendiendo no sea extraño para ti y, muy pronto, comenzarás a ser creativo al hablar. Cada persona se siente motivada gradual y progresivamente, avanzando con seguridad. Aprender así produce, además, una gran satisfacción.

Los profesores de inlingua Toledo hacen que los alumnos experimenten de forma secuencial las etapas de presentación, práctica y producción. En cada una de esas etapas, se emplea una amplia gama de técnicas y actividades didácticas diferentes, a fin de que las clases siempre sean interesantes y motivadoras. El volumen total de tiempo invertido en cada una de las tres etapas puede variar ligeramente en función del tema, el vocabulario o las estructuras impartidas.

Presentación

La etapa de presentación tiene que ser lo más breve posible. En ella, el profesor es el encargado de dirigir y centrar la atención. Su cometido es presentar nuevos contenidos lingüísticos a los alumnos, clarificando su significado y ofreciendo ejemplos de uso. Se pone énfasis en una pronunciación y entonación correctas. El profesor recurre a preguntas para que los alumnos sean partícipes del proceso.

Práctica

En la etapa de práctica, los alumnos ejercitan oralmente los contenidos lingüísticos presentados en la etapa de presentación, lo cual se hace de forma controlada y guiada por el profesor. El objetivo es que los alumnos construyan frases correctas en el idioma objeto de aprendizaje. La tarea del profesor consiste en incentivar y orientar a los alumnos para que hablen. Se corrigen todos los errores cometidos en el idioma en cuestión. Los profesores buscan que todos los alumnos sean capaces de expresarse en el nuevo idioma automáticamente, con el menor número de errores y la menor vacilación posibles.

Producción

Cuando los alumnos dominen el elemento o estructura del idioma en cuestión y sean capaces de usarlo de forma competente, llegará el momento de empezar con la etapa de producción. Aquí las actividades conceden a los alumnos un mayor control sobre lo que dicen y sobre cómo lo dicen. La etapa de producción permite a los alumnos usar el idioma de forma más creativa: combinando elementos nuevos con otros anteriores, hablando sobre sí mismos, representando situaciones, expresando opiniones, resolviendo problemas, etc. El énfasis recae en un uso consciente del idioma, antes que en su mera repetición.

Menú